Una de las preguntas más comunes en el sector de la salud dental es por qué sangran las encías. Este tipo de afección viene provocada por una gingivitis, en los casos más leves, o por una periodontitis, en los casos más severos. Hacer un análisis a tiempo es imprescindible para que el problema no vaya a más.

Gingivitis y periodontitis como causas del sangrado

Hay dos enfermedades que causan la inflamación de las encías, y que provocan el sangrado, ya sea leve o abundante, se trata de la gingivitis y la periodontitis.

En el caso de la gingivitis, este problema es reversible y suele ser leve. La gingivitis solo afecta a la encía, y de hecho es reversible debido a que solo afecta a esta parte.

La periodontitis es más agresiva, de hecho, llega a afectar a los tejidos del diente en su soporte, como por ejemplo el hueso alveolar o el ligamento periodontal. Es imprescindible establecer un tratamiento inmediato en caso de detectar periodontitis, de lo contrario, los tejidos van a verse afectados de una manera más grave.

Cómo podemos evitar el sangrado de las encías

Una correcta higiene y revisiones periódicas evitan las causas más comunes por las que se produce el sangrado. Estas rutinas te permitirán mantener la encía sana y eliminar el sangrado por completo.

  • Cepíllate los dientes durante al menos dos minutos, tres veces al día. Es recomendable cepillarse los dientes después de cada comida, aunque como mínimo debemos hacerlo tres veces al día. Para un cepillado profundo, debes realizar cepillados de al menos dos minutos.
  • Usa hilo dental y otras soluciones interdentales. Muchas veces la suciedad se acumula entre los dientes sin que los cepillos puedan acceder a estas zonas, si utilizamos soluciones interdentales, como por ejemplo el hilo dental, estaremos eliminando casi completamente los restos de comida, que son la principal causa de gingivitis.
  • Utiliza pastas de dientes especiales contrala placa, este tipo de producto también protege la encía de bacterias causantes del sangrado.
  • Evita el tabaco. El tabaco es una fuente de infección que afecta directamente a las encías, de hecho, el sangrado es muy común entre personas que fuman.
  • Por último, no debes olvidarte de acudir a tus revisiones siempre que sea necesario.

Software médico dental

Si quieres ofrecer a tus pacientes el mejor servicio, tanto en problemas comunes como un diagnóstico de gingivitis como en casos más complejos, nuestro software para dentistas te permite disponer de todo lo que necesitas para la gestión de tu clínica en la nube.